¿QUEMAS O CALIENTAS?

Sí, hay una diferencia muy hot entre estos dos conceptos.

La humanidad encontró un nuevo camino al poder controlar uno de los cuatro elementos: el fuego; haciendo posible la cocción de los alimentos, la generación de luz y calor en la intemperie.

Estamos aquí, listos para crear un futuro, igual de ardiente, pero donde el humo no sea la constante en la vida de las personas.

Cuando hablamos de combustión, hablamos de reacciones químicas que pueden dañarnos, aunque así nos hemos acostumbrado a vivir, rodeados de humo.

Hoy, una nueva experiencia construye el futuro. Un futuro que no quema, pero se disfruta.

Ahora es posible. Se puede calentar tabaco, eliminando el humo por completo, lo que implica no oler a cenicero, reduciendo químicos dañinos para el fumador hasta en un 95%.

Es posible seguir disfrutando del tabaco sin humo, con menos olor y con menos riesgo de daño.

¡Ya existe una solución!

Registrarme

Califica